Tener un clóset bien hecho te permitirá tener una habitación mucho mejor organizada porque podrás tener en un mismo lugar tu ropa, accesorios, maletas, sombreros y cosas que no utilizas diariamente. Para conseguir un clóset que sea funcional es necesario tomar algunas decisiones previas, así que en MultiCloset te decimos cuáles son:

1.- Elige el tipo de puertas que quieres en tu clóset. Existen tres tipos principales de puertas. Las puertas corredizas que se deslizan sobre un canal metálico son el primer tipo. Este se usa sobre todo cuando se tiene un espacio donde una puerta abatible obstruye el paso. Luego siguen las puertas abatibles que son más tradicionales y finalmente el closet libre que no tiene puertas.

2.- Determina qué tanta ropa vas a guardar en él. Con esto podrás idear los compartimentos que va a llevar tu clóset: lugar para calcetines, ropa interior, un espacio exclusivo para chamarras o pantalones, etc. No tomes en cuenta toda la ropa que tienes, en lugar de eso toma la oportunidad de revisarla y regalar o donar lo que no te quede o te guste usar. Así en tu clóset nuevo solo tendrás cosas que de verdad utilices y podrás dejar espacio para las nuevas prendas que compres.

3.- Colócalo en un lugar estratégico y ahorra espacio. ¿Tienes una pared que no tiene uso específico? Coloca ahí tu clóset. Al permitir un gran ahorro de espacio un clóset es una forma de darle un aspecto más armonioso a la habitación y podrás aprovechar mejor la recámara.

Recuerda que cualesquiera que sean tus ideas, en MultiCloset podemos hacerlas realidad. Somos expertos en hacer clósets a la medida de excelente calidad, funcionalidad y estilo.